Ejemplo práctico

Una empresa de transporte de pasajeros opera cuatro buses y seis taxis colectivos en la ciudad de Arica.  Para su correcto funcionamiento, debe contratar choferes, mecánicos y personal administrativo, dotación que en total suma 15 personas.

Por cada una de estas personas, y siempre que las cotizaciones previsionales mensuales se encuentren al día, el empresario tiene derecho a cobrar del Fisco, mensualmente, la suma de $31.387, es decir, $470.805.

Ahora bien, en el caso de una empresa en la misma situación pero domiciliada en la ciudad de Castro, en Chiloé, o en cualquier parte del territorio de las provincias de Chiloé y Palena, en la X Región, o en las Regiones XI y XII, la bonificación solamente puede ser cobrada si la remuneración del respectivo trabajador es superior en un 20% al sueldo mínimo mensual vigente en Chile.  Considerando que a julio de 2013 el ingreso mínimo asciende a $193.000, la remuneración que se le debe pagar a cada trabajador en orden a cobrar la bonificación debe ser superior a $231.600.

Finalmente, cabe mencionar que es un requisito esencial para la procedencia de este beneficio, que los trabajadores contratados por los cuales se cobra el beneficio trabajen y tengan su domicilio de manera permanente en la región, por lo que no se admite, por ejemplo, que trabajadores domiciliados en otras regiones donde no rige el beneficio se desplacen a trabajar a una región o provincia donde sí está vigente.