Preguntas frecuentes

Pueden los contribuyentes del impuesto de primera categoría que declaran según renta presunta acogerse al crédito tributario?

Pueden invocar el crédito los contribuyentes que tributan el impuesto de primera categoría bajo el régimen del artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta?

Es necesario que la empresa que realiza las inversiones en las zonas extremas esté domiciliada efectivamente en la localidad respectiva?

Qué se entiende por “bienes físicos del activo inmovilizado”?

Qué valor de los bienes se debe considerar para efectos de determinar el monto del crédito?

Qué se entiende por “proyecto de inversión”?

Afecta la imputación del crédito por inversiones en zonas extremas, la procedencia del crédito por concepto del impuesto de primera categoría contra los impuestos global complementario o adicional?

A partir de qué ejercicio se tiene derecho a invocar el crédito tributario por inversiones en las zonas extremas?

Si un contribuyente tiene además derecho a imputar otros créditos contra el impuesto de primera categoría, en qué orden se imputa el crédito por inversiones en las zonas extremas?

El crédito por inversiones en las zonas extremas es compatible con el que establece el artículo 33 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta?

 

Pueden los contribuyentes del impuesto de primera categoría que declaran según renta presunta acogerse al crédito tributario?

No, como tampoco tienen derecho aquellos contribuyentes que declaren su renta efectiva de acuerdo a una contabilidad simplificada u otros documentos.  Ello, en atención a que la ley señala que los contribuyentes que pueden acogerse al beneficio son los que declaran el impuesto de primera categoría sobre renta efectiva determinada según contabilidad completa.

 

Pueden invocar el crédito los contribuyentes que tributan el impuesto de primera categoría bajo el régimen del artículo 14 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta?

Sí, ya que según lo dispuesto en el inciso primero de dicho precepto legal, estas personas declaran renta efectiva según contabilidad completa.

 

Es necesario que la empresa que realiza las inversiones en las zonas extremas esté domiciliada efectivamente en la localidad respectiva?

No.  La utilización del beneficio solamente mira al lugar donde se lleva a cabo materialmente la inversión, por lo que el domicilio de la empresa que invierte es indiferente para estos efectos.  Por lo tanto, una empresa domiciliada en Santiago que realiza inversiones en Magallanes está habilitada para invocar el crédito tributario contra el impuesto de primera categoría que afecte a sus utilidades globales. 

 

Qué se entiende por “bienes físicos del activo inmovilizado”?

De acuerdo con la técnica contable, los bienes físicos del activo inmovilizado son aquellos que han sido adquiridos o construidos con el ánimo de usarlos en la producción de bienes o la prestación de servicios, según sea el giro del contribuyente, sin el propósito de negociarlos, revenderlos o ponerlos en circulación, y sin que se consuman en el desarrollo del giro.

 

Qué valor de los bienes se debe considerar para efectos de determinar el monto del crédito?

Los bienes físicos del activo inmovilizado se deben considerar por su valor actualizado al término del ejercicio, según las normas del artículo 41, Nº 2, de la Ley sobre Impuesto a la Renta (valor de adquisición o construcción del bien), y antes de descontar la depreciación tributaria correspondiente al período que afecta a dichos bienes.

 

Qué se entiende por “proyecto de inversión”?

La ley habla de que los contribuyentes tienen derecho al crédito respecto de todos los bienes incorporados a un “proyecto de inversión” realizado en las localidades beneficiadas.

Un proyecto de inversión debe ser entendido como una propuesta completa que abarque el tema financiero, de ejecución y objetivos, definiendo los bienes a construir o la producción de bienes o prestación de servicios que cumplan las características que exige la ley.  En consecuencia, debe tratarse de una inversión que por sí sola posibilite el inicio de una actividad económica consistente en la producción de bienes o la prestación de servicios, o bien, que permita la ampliación de la capacidad real de producción, o mejorar la calidad de los productos o servicios, si el inversionista ya realizaba una actividad.  En otras palabras, la inversión debe ser un producto de un proyecto concebido como una unidad a desarrollar en un tiempo determinado, con la debida correspondencia e interdependencia entre cada una de sus fases o etapas, al término del cual la inversión se materialice en un nuevo proceso productivo, en la ampliación de uno preexistente, o en la generación de nuevos o mejores servicios.

 

Afecta la imputación del crédito por inversiones en zonas extremas, la procedencia del crédito por concepto del impuesto de primera categoría contra los impuestos global complementario o adicional?

No.  Si el impuesto de primera categoría ha sido cubierto total o parcialmente con el crédito tributario por inversiones en las zonas extremas, los propietarios, socios o accionistas de las empresas favorecidas con dicho crédito, de todas formas tienen derecho a invocar en su totalidad el crédito por impuesto de primera categoría, en contra de los impuestos global complementario o adicional.

 

A partir de qué ejercicio se tiene derecho a invocar el crédito tributario por inversiones en las zonas extremas?

El derecho a invocar el crédito en cuestión nace al término del ejercicio en el cual ocurrió la adquisición de los bienes, o en el período en el cual se terminó la construcción definitiva de los mismos.  En todo caso, el beneficio se devenga sólo una vez que se da término al proyecto de inversión respectivo, por lo que si éste se compone de varios bienes, el derecho al crédito nace en relación a la adquisición o construcción del último de ellos.  

Como fuera señalado, el derecho se materializa efectivamente en el momento en que se presenta la declaración del impuesto de primera categoría, mediante la imputación o deducción del citado crédito a dicho tributo.

 

Si un contribuyente tiene además derecho a imputar otros créditos contra el impuesto de primera categoría, en qué orden se imputa el crédito por inversiones en las zonas extremas?

De acuerdo a la Ley sobre Impuesto a la Renta, en general, los créditos cuyos excedentes producidos no dan derecho a su recuperación en ejercicios posteriores o su devolución respectiva, deben imputarse a los impuestos anuales a la renta que correspondan, en primer lugar, y posteriormente, aquellos créditos cuyos remanentes puedan imputarse a los impuestos a declarar en los ejercicios posteriores, hasta su total utilización, o solicitar su devolución respectiva.

Dado que el crédito por inversiones en zonas extremas corresponde a un crédito de la segunda clase, es decir, de aquellos que en caso de existir remanentes puede deducirse en los ejercicios siguientes, su imputación debe efectuarse a continuación de los créditos que no dan derecho a ser imputados en ejercicios siguientes.

 

El crédito por inversiones en las zonas extremas es compatible con el que establece el artículo 33 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta?

Sí.  En consecuencia, el contribuyente puede invocar ambos créditos sobre el mismo monto de la inversión en el ejercicio tributario en que se encuentre habilitado para ello.